Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 septiembre 2009

Miss Monnipenny tiene una vena muy Bree Van de Kamp.

Sí, Miss Monnipenny también cocina y organiza cenas y fiestas, de vez en cuando, y disfruta siendo la anfitriona , ahora eso si, es recomendable mantenerse lejos cuando eso ocurra.

Sin llegar a los extremos neuróticos de nuestra querida Bree, en este aspecto al menos,intenta tenerlo todo bajo control y hacerlo todo ella misma, porque , claro esta nadie lo hacer mejor que ella.. bueno casi nadie, y si esta haciendo una cosa, tiene puestos los ojos de su nuca en lo que tú estas haciendo.. solo por supervisar.. ya sabéis.. no vaya a ser que las servilletas no estén puestas donde deben o los cubiertos puestos del revés..

Pero disfruta haciendo este tipo de cosas, raro no? No hay nada mejor que una tarde de merendola con tortitas recién hechas para tus amigos..

Se pasaría horas en la cocina preparando, aperitivos, batidos, asados, pasteles, galletas, bizcochos, tartas.. y lo mejor de todo es ver la cara que ponen cuando se lo comen los demás..

Miss Monnipenny sueña con tener una casa con un salón enorme para poder ofrecer cenas a sus amigos, donde puedan sentarse todos a la mesa agusto y una cocina grande , con todo tipo de electrodomésticos necesarios para cocinar sabrosos platos y deliciosas tartas.

También necesitaría algo de tiempo extra para dedicar horas a todas estas cosas y tener a quien ofrecérselas.. o reencarnarme en una ama de casa de los años 50, que aparentemente iban impecables, y eran felicísimas cocinando para sus familias y sacando a pasear a los niños y poniendo lavadoras..

Quizás en un futuro acabe poniendo “Le petit coin de Miss Monnipenny” un acogedor saloncito, donde poder pasar el rato escuchando música de otros tiempos siempre mejores y merendar tortitas con sirope y nata montada, tarta de queso casera con trocitos de chocolate o pastel de zanahoria y manzana cubierto de chocolate blanco.. quien sabe..

Read Full Post »

Las flappers fueron aquellas mujeres pioneras en el siglo XX.
El término querÍa decir algo así como “ aladas” traducido a nuestro idioma “Mariposas” lo que podía entenderse como alegría, vivacidad, persona inconstante, que va de flor en flor.. el apodo fue extendido a la generación de jóvenes mujeres rebeldes de los años 20 que rompieron con las reglas y las imposiciones rígidas y puritanas impuestas durante la Primera Guerra Mundial.

Estas mujeres revolucionaron el concepto de lo femenino.

Usaban faldas “cortas” de tejidos ligeros que dejaban ver sus piernas con el movimiento, los vestidos eran sueltos y de corte recto que dejaban sus brazos al descubierto, los llamaban “traje en una hora” por la simplicidad y rapidez de su costura.

El cabello lo llevaban corto, estilo” denominado bob cut” donde el flequillo es recto cayendo por encima de las cejas, y el largo puede tener una longitud cortado desde la altura de las mejillas o hasta los hombros, reduciéndose en la nuca de forma diagonal.

Fue sustituido más tarde por el corte Shingle bob (”corte tablilla”) o Eton crop.
El primero se introdujo en 1924, muy parecido al bob cut pero más corto y sin flequillo, generalmente muy engominado para pegarlo lo máximo posible a la cabeza.

El segundo, acreditado a Joséphine Baker, es reconocido por ser liso por la raíz y a la altura de las orejas lleno de rizos, muy popular en la década de los 20′ porque era ideal para llevar con sombreros Cloche.

Las flapper se teñían el cabello de negro azabache o de rubio platino, y algunas veces, de rojo intenso, aunque no era tan popular por las supersticiones que había sobre las pelirrojas.

Los sombreros Cloche eran también muy comunes entre las flappers.
De copa hemisférica, cuerpo cilíndrico y pequeña ala recta con pliegue a un lado, estaba realizado por el entrecruzamiento de cintas de seda.
Era más sencillo, práctico y permitía libertad a la hora de caminar.
El fieltro era el material más usado ya que era el que mejor se adaptaba a la horma. Para el verano, los cloches se hacían de paja. Sombreros que podían pintarse para un mejor resultado.

Estas mujeres escuchaban Jazz y bailaban Charleston con “descaro” , enseñando las piernas.

Conducían automóviles a toda velocidad.
Mostraban desdén ante lo que consideraban mojigato y eran consideradas “temerarias” por utilizar maquillaje (hasta entonces sólo reservado a mujeres de “moral desviada” ) , tenían otras conductas similares, que eran un desafío a las leyes o contrarias a lo que se consideraba socialmente correcto.

Lucían el rojo de labios , la palidez de rostro y el perfilado en negro para los ojos, iban por las noches a clubs de jazz , engalanadas con collares y pulseras de cuentas , donde solían bailar de forma provocativa, fumaban cigarrillos con largas boquillas, aspiraban cocaína y tenían citas.. Bebían alcohol abiertamente, como un acto de desafío en un período de prohibición. El petting (relaciones sexuales que no incluían el coito) se hizo mucho más frecuente.
Alguna gente incluso organizó petting parties donde el petting era la atracción principal. apostaban por el feminismo, el voto femenino, la liberación sexual.

Contrario a lo que se dice, las flappers no acabaron con los corsés, sino que los “mejoraron” a sus “necesidades” estéticas. Irónicamente, a pesar de su imagen provocadora, en vez de llevar los corsés para resaltar las curvas, reducir cintura, y marcar busto y cadera como se hacía hasta los años 20, usaban los corsés para moldear una figura sin formas, reduciendo pechos y caderas, dando una imagen más infantil y frágil, que al mismo tiempo recordaba el aire varonil ya mencionado.
El corsé, que solía llegarles hasta el comienzo de la pierna, llevaba liguero para sujetar las medias de seda negra o blanca.

Los accesorios se convirtieron en una parte muy importante del vestir. Por lo general consistía en piezas de joyas de Art Deco, con muchas capas de collares de perlas. Los guantes largos, los bolsos para la calle, sombreros, estolas de pelo, anillos, broches y zapatos con tacones imposibles son complementos que no podían faltar.

Ésta era la forma de destacar y conseguir que los pocos hombres que quedaban en la ciudad tras la Primera Guerra Mundial se fijasen en ellas, era la manera de llamar su atención y conquistarlos prometiéndoles belleza indómita, sexo apasionado e inteligencia a la altura del hombre.

Poco a poco, lo que empezó considerándose como un comportamiento “descarado” y “loco” fue subiendo peldaños e instaurándose con solidez en la sociedad femenina Americana de Postguerra.
La mujer se incorporó al trabajo, consiguiendo emanciparse y liberarse de la opresión machista de la sociedad por esta razón sus trajes se vuelven sencillos para poder ir a trabajar y caminar rápido.

No hay casi hombres con lo que el papel de esposa y madre quedó relegado para soñar con ser actriz, bailarina o parecerse a ellas. La moda ya no la dictaba la aristocracia sino las actrices de las películas de cine y los artistas, pintores, escritores, que buscaban nuevas formas.

En Estados Unidos, con la Ley Seca, muchos bares y cabarés tuvieron que cerrar, y, en su lugar, se crearon clubes de jazz privados
Escritores y artistas estadounidenses como F. Scott Fitzgerald, John Held Jr. y Anita Loos popularizaron esta moda y actitud social en sus obras, dando la imagen de que las flappers eran mujeres independientes y atractivas. La actriz Clara Bow es citada con frecuencia como ejemplo de flapper típica. Entre los que criticaron la locura flapper se encontraba la escritora y crítica Dorothy Parker.

Las Gibson girls (dibujos de pin-ups de los años 1890) suelen considerarse como un precedente, pero las flappers aparecieron en el periodo de liberalismo que siguió a la Primera Guerra Mundial..

Aunque al principio de la década de los 20 lucían una piel blanca como la nieve, el bronceado en la piel se volvería cada vez más popular entre estas mujeres después de que Coco Chanel, una revolucionaria diseñadora de modas y creadora de perfumes francesa, tras pasar demasiado tiempo al sol de vacaciones se pusiera muy morena. Coco comentó que el moreno sugería, rompiendo así con el estereotipo de que el moreno en la piel representaba trabajo en el campo y la palidez buena vida.
Las mujeres ahora dejaban de lado las sombrillas con las que taparse de sol e intentaban pasar el máximo tiempo posible bronceando sus pieles en playas y solares.

Sin embargo, a pesar de todo el escándalo generado se convirtieron en el centro de atención y el eje principal del mundo de la moda, y cada vez más, mujeres de todas las edades iban acuñando este estilo de vestir. La moda llegaba a todo el mundo de forma muy rápida: la industria textil avanzaba muy rápido y los tejidos se abarataban. Las mujeres de clases bajas tenían acceso a los patrones de vestidos que llevaban las clases altas gracias a la aparición de las primeras revistas de patronaje , y ellas mismas se hacían sus propios trajes Coco Chanel.

Algunas de las figuras importantes y representativas de este espíritu en aquella época serían Zelda Fitzgerald, esposa del escritor F.Scott Ftzgerald, la guionista de cine Anita Loos, y de entre las actrices más estrechamente identificables con el estilo de las flappers se encuentran Dorothy Mackaill, Alice White, Bebe Daniels, Billie Dove, Helen Kane, Joan Crawford, Leatrice Joy, Norma Shearer, Laura La Plante, Norma Talmadge, Clara Bow, Louise Brooks, y Colleen Moore.

Pero esta nueva forma de vida y pensamiento de “ Los alegres 20’s” acabó con el Crack de la Bolsa y la Gran depresión de 1929 que hizo resurgir el conservadurismo.

Aún asi estas mujeres abrieron una brecha bien grande en la historia femenina.. y contribuyeron en la gestación de la hoy en día es la mujer actual.

Read Full Post »

Como fan que soy de Cine de Barrio y de esos sábados por la tarde de merendola y grandes clásicos de nuestro cine, no podia pasar sin hacer mención a esta comedia que tantas veces me ha entretenido.

Con la llegada de Las chicas de la Cruz Roja , estrenada en 1958, Conchita Velasco y Tony Leblanc se convierten en el rostro de la nueva comedia española, que abre paso a la España ye-ye. ( la que mas me gusta a mi! )

La feliz unión de ambos intérpretes y del guionista y productor Pedro Masó, que da como resultado Las chicas de la Cruz Roja que se ha convertido, 51 años después de su estreno, en un objeto de culto kistch .

La virginal ingenuidad de Mabel Karr, Luz Márquez, Katia Loritz y la propia Concha Velasco irradia en estas cuatro mujeres de distinto estrato social, unidas como voluntarias durante el “día de la banderita” y convertidas en eje central de esta comedia que, a pesar de practicar un humor tan blanco como el del uniforme de sus protagonistas, no huye de la censura, que detecta “peligrosidad” en algunas de sus escenas. De esta forma, su director, Rafael J. Salvia, logra el éxito más clamoroso de su carrera y avanza esa España ye-ye a la que contribuyen otros títulos en los que la presencia de Leblanc y Velasco resulta inevitable.

Esta película sirvió como propaganda a la Cruz Roja y su labor, y de paso nos ofrecía una visión edulcorada del momento. Así, las chicas que nos ofrecen sus historias poseen una posición social notoriamente holgada, salvo la que representa Conchita Velasco, junto a su novio Tony Leblanc, clásicos curritos con los cuales se pretendía identificar a gran parte del público, quienes sufren ciertos problemas económicos, pero que se solventarán gracias a la entrega en todos los sentidos de los más pudientes .. ejem..

Además, Las chicas de la Cruz Roja , que también cuenta con una composición de Algueró como tema central, descubre al espectador un Madrid en tecnicolor y cuida con esmero la imagen de una ciudad de vocación cosmopolita, que intenta colocarse a la altura de otras capitales europeas y del resto del mundo.

Si no la habeis visto.. ya estaís tardando, que para esto nunca es tarde! 😀

Read Full Post »

Con viento del este hiciste una cama,
soplaste sobre ella para templarla
y con el murmullo de tu voz de agua
me cantabas nanas sin letra.

Y dormíamos tan juntos que amanecíamos siameses,
y medíamos el tiempo en latidos.
Y en tus dedos yo tocaba mis canciones,
dedos de teclas de celesta.

Y tu pulso tamborileaba en mis sienes y muñecas
como diminutas patas de ciempiés,
y nos repartíamos los labios y los dientes y el hipo
y del alfabeto las impares.

Y en tus dedos yo tocaba mis canciones,
dedos de teclas de celesta.

Y en tus dedos yo tocaba mis canciones,
dedos de teclas de celesta.

Letra “Diecinueve”, Maga.

Read Full Post »

Pornographics es un estudio de diseño en Barcelona, que además de tener una larga lista de clientes, impresiona con su color y la originalidad de sus trabajos.

http://www.pornographics.es

Tienen a su cargo la buena imagen de muchas marcas reconocidas en el mundo y destacan por su buen manejo de la gráfica y el color.

A mi me ha llamado la atención ( como no) su homenaje a las tipografias y logos de pelis porno de los años 60 y 70 y os dejo aquí el video para que le echeis un vistazo..

Vintage Porn logos from PornoGraphics on Vimeo.

Read Full Post »

Si hablamos de sexo y fetichismo hay una firma que sin duda es el vivo reflejo: Agent Provocateur.
La casa inglesa de lencería es de las pocas que logra armar campañas escandalosas y provocativas pero sin pasarse de la raya y terminar siendo vulgar.

Y todo esto lo consigue colaborando como ya es habitual,con Tim Bret-Day, su fotógrafo fetiche y autor habitual de sus campañas publicitarias.
Sus campañas de alto contenido sexual desbordan sensualidad y glamour mostrando a una mujer firme y decidida sin miedos de mostrarse, pero ojo que las más tímidas también tienen su lugar, y es que a fin de cuentas todas llevamos una femme fatal dentro, ¿no?

Tim consigue que las imágenes se vean fabulosas sin duda es el vivo reflejo de lo que Agent Provocateur representa.

Lujuria, glam, decadencia, sadomasoquismo, estilo, rock,erotismo, fashion y un barroco manierista son conceptos que se destilan en la obra de este fotógrafo, capaz de crear campañas publicitarias y convertirlas en espectáculos geniales.

Esta firma siempre fue de mis preferidas, en mi estancia en Nueva York uno de mis objetivos era ir a la tienda situada en el Soho ( 133 Mercer Street New York NY 10012) y comprar algo , por supuesto, muy sabia , mi tarjeta de crédito dejó de funcionar dando un ERROR que nadie comprendia.. ayyy! Que mala suerte..pero bueno tendré volver.. ☺

Para que disfruteis con estas vstas os dejo una muestra de algunas de las campañas de tim bret-day en colaboración con Agent Provocateur..el Paraíso señores, una delicia!

Read Full Post »

Cada mañana me acuerdo de ti,
cierro los ojos y vuelvo a morir.
Y muere toda la ciudad,
deja de latir con suavidad.

Dices que sufres tú mucho más que yo
y que te sientes como un desertor,
pero ahí estás, de pie,
diciendo adiós, cazando otro tren.

Dentro de un año ya no estaré aquí
y tu mujer no sabrá que yo fui
la sombra que oscureció
su casi ideal historia de amor.

Sólo tengo un jersey que no querías
que me abraza aunque tú ya no lo hacías.
Nadie como tú.

“Nadie como tú” Cristina Rosenvinge.

Read Full Post »

Older Posts »